Ir al contenido principal

Colombia se va a acabar.

 ¿Qué está pasando en colombia? Digo, esta es la gran Colombia, llena de mucho  pero a la vez faltante de todo, ¿cómo? la que ultraja y acaba con la libertad, esta es la Colombia que poco a poco pierde el respeto.  Por qué conformarnos con tan poco, por qué dejar en el mandato a un personaje que no le importa quedar mal ante los demás, por qué ser tan pacientes y a la vez tan pendejos...   A diario se le informa a Colombia sobre el retraso intelectual que manejan nuestros mandatarios pero, lo único que hacemos es reírnos de ellos, estamos quedando como ignorantes todos burlandonos de los vejámenes que nos representan, burlandonos de las faltantes opciones  en diálogo e incluso en pensamiento. El tema central e importante para cambiar esta mala vida que transcurre es luchar porque todo sea justo, todo lo que merece la colombia de hoy, esa colombia con inicial mayúscula,no como la esta haciendo ver el resto del mundo cuando de ella se trata. 

La voz de los sin voz


Quizás y debido a las circunstancias que hoy a más de uno la situación aqueja, hoy utilizo el sentir y mis letras para exponer lo que por pena o falta de interés pocos intentan..., y, no lo hago con el fin de llamar la atención, de tal vez ser esa persona de la cual quieran hablar, quiero que dejemos más de uno de sentir miedo, dejar de ser tan inútiles, dejados llevar por la miseria, el dolor y la inseguridad.

Actualmente  surge de la nada, la rara carencia de ser esas personas inquietas, si, de enfrentar un problema, una injusticia,  quizás callar esas críticas que aglomeran la mente de idioteces a esas personas inocentes y faltantes de defensa. 

Hoy por hoy; lucho por aquellos que en medio de esta crisis a más de uno afecta, defiendo en voz propia y de ellos, la noble actividad que ellos realizan para traer sustento a sus mesas.

Tratándose de una crisis así y sin llegar a medir que esto iba a ocurrir, el gobierno se jacta diciendo que lo mejor es manejar esto con control, ¿será esto suficiente?

Debido a la insólita afectación que esto trajo al bolsillo de quienes trabajaban del diario, lo mejor que hubiera podido hacer el gobierno es asegurarles, por lo menos, una mensualidad o un sustento, incluyendo, dejándolos, con toda seguridad, el permiso de salir a buscar su actividad cotidiana, debido a que los recursos que siempre se destinan no son los necesarios y mucho menos los suficientes… pero, se imaginan, ¿cuantos han sido lastimados por las autoridades por llevar un carrito de dulces, incluso a  la persona que usted le compra las verduras diariamente, a esas personas que le llegan ofreciendo algo a las afueras de su casa (su puerta)?


 Hay también quienes critican una actividad si siquiera saber el trámite, proceso y demás ejecuciones que estas conlleva…, pero, ¿es esta la excusa o respuesta que los gobernantes o dueños del poder deben dar, será esto posible?  Propongo que estas letras no queden en vano, esto no solo pasa en Colombia, en otros países podrá ser en cierto porcentaje similar la situación o quizás exageradamente peor. 

aAprovechar esta situación es para destinarla a analizar que hemos hecho bien y mal, ayudar a quienes lo necesitan, el encierro también afecta psicológicamente, y, aunque esto tenga control o solución, me permito también a muchos decir, no juzgar es el remedio para la intolerante acción que se vive.





Comentarios

Entradas más populares de este blog

El amor en los tiempos de cuarentena...

El amor, el amor es algo único, o algo que se siente. Se  considera, y, por así decirlo; la vivencia más perfecta, ya que es allí donde se logra tener paz, tranquilidad o, de alguna manera, ese estar enamorados logra diferenciarte emocionalmente y personalmente, quizas únicamente con esa  persona o, tu cambio de  actitud se vea en beneficio para con la sociedad también... Pero, ¿se sienten aún enamorados en momentos como este, de aislamiento? Es increíble imaginar que  de un cien por ciento, el cuarenta de él se esta separando, ¿será que se perdio el amor? ¿Será posible perder ese sentimiento y en él incluidas también las frases, no te alejes de mí? ¿Será eso cierto? Con este contexto y visto desde esta perspectiva, todo no es perfecto, digo, todo llega a su final y, decirle a esa persona; no te quiero más o, simplemente separarsen... “Dicho de la manera más  respetuosa” porque en Colombia hay niveles sumamente diferentes, el divorcio es tomado a la fuerza, con peleas, discursos

¿A que sabe la felicidad?

    Se analiza de diferentes maneras el recibir una información, el estar en contacto con las personas. Ser desconocidos, dejarse llevar por los impulsos, es uno de los errores más grandes y grabes del ser humano. Se requiere vivir la vida de muchas maneras para no dejarse llevar por la primera opción o critica sobrehumana que hagan las demás personas, e incluso, nuestro círculo social. A veces dejamos perder algo por el hecho de no arriesgarnos o simplemente, creemos que como a nadie le salió bien esa opción, consideramos que va a ser igual. Los sueños están puestos en el aire, en la mentalidad de las personas, en los propósitos a futuro, en los objetivos. Nunca dejes que una crítica destruya o baje de tu nube esos sueños grandiosos, esas locas ideas que ante los ojos de los demás son inalcanzables, a ti solo te falta seguir persiguiendo lo que quieres. “Hazlo realidad”

El orgullo humano, la estupidez, la falta de mentalidad....

Ante la negligencia, el maltrato social, siempre surgen de la nada, personas con un corazón increible, con la inteligencia suficiente para  saber que el futuro  y el amor son dos fuerzas medidas...  Siempre luchando quienes las brindan por un mundo, un mundo que debe ser grande, único y perfecto para los dos. “No es solo perseguir un sueño” Lo importante, ante la magnificencia, la  realidad social y la proyección que se brindan, es siempre intentar, perseguir y luchar hasta por  corregir el más minimo error. Seamos realistas, para salir adelante hay que tener proyeción, claros los objetivos, ser objetivos, saber a donde quieres llegar...,  tu decides si quieres ser la admiración o, el que admira.