martes, 21 de abril de 2020

De una mujer logre la felicidad divina...

En algún momento te escribiré, en un papel, lo mucho que en tus ojos logre ver...

Se que pido perdón a cada segundo, resaltando que siempre quiero tu tranquilidad, que si en algo te falle, me  disculpes, se que por necio en algo me pase.

No creí en la magia hasta  que vi de tu parte propiciar, en mi, la  magia de la tranquilidad, eso que desde hace mucho no lograba exponer ante los demás, eso que yo creía muerto en mi pero solo tu lo lograste revivir.

Ante este escrito y siendo este el previsto, quiero hacerte saber que solo tú, mujer, el motivo de mi alegría, la  inspiración a mis letras perdidas; lograste darle color a mis días..., te querré por siempre porque solo tú le diste la tranquilidad que necesitaban  por completo mis días.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Le dimos el país a los políticos menos austeros…

Es crítico y nefasto lo que se vive actualmente en la Colombia justa, en la Colombia mediocre, donde para controlar una crisis, abren paso...