lunes, 23 de marzo de 2020

Así la extraño...

Lo que un día se vivió de manera feliz, con comprensión, cariño y hasta dedicación, hoy simplemente se le dice adios a algo que se creyó, jamás tendría un final tan desgarrador. Creyendo que hubo respeto, hoy se encuentra en manos de otro, recibiendo el calor, ese aprecio que un día me dijo, - lo tuyo no tendría comparación -

Me duele que así no sea ahora, respetando la distancia. Un amor de mucho tiempo, muchos elojios, muchas caricias, era la perfección divina. Me cuesta verla de lejos, aun sin poder aceptar lo que pasó, sin sentir si quiera odio..., aun la quiero y mucho de ella anhelo.

“Ojala estos dos años se de tengan y en su vida haya un paréntesis, que a diario me recuerde como de recuerdos y de recordarla viven pasando mis días, despertando con que algún día, alguno de los dos una llamada recibiera, siendo sinsero, a nadie he podido querer durante este tiempo, como solo a ti lo sabía hacer”

El hecho más desgarrador, más doloroso es verla sonreír, pero, ¿si esta feliz? Esa felicidad se había prometido vivir juntos..., reanudare cada recuerdo, cada susurro, cada paréntesis que hacíamos en nuestras vidas. Rehago mi vida de muchas maneras pero, mi gran sueño es verla regresar y muchos abrazos poderle brindar...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Le dimos el país a los políticos menos austeros…

Es crítico y nefasto lo que se vive actualmente en la Colombia justa, en la Colombia mediocre, donde para controlar una crisis, abren paso...