domingo, 16 de febrero de 2020

Que se siente volar...

Sea sincero aunque cause estremecimiento...

Quiero que ella sea feliz, así no sea junto a mi pero que lo haga, que triunfe, que vuele, que no pida permiso para aterrizar, porque así como aterriza a coger impulso o a descansar, también, y con la misma fuerza, se que puede llegar a donde nadie se puede imaginar...

Y así pasa con ella, estamos aprendiendo a volar, tal vez mis alas se agotan por reforzar el vuelo de ella..., el viento fuerte, los remolinos, lo que se atraviese por el aire que nos haga caer, pero a medida que sigamos volando, yo se que ella, a su destino, podrá muy rápido llegar

También se que  como ella puede avanzar, puede salir de sus malos momentos...

Ella no está sola, ella está con la certeza puesta en su mente, la sabiduría de que todo no se arregla con malas acciones ni siguiendo malas acciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Le dimos el país a los políticos menos austeros…

Es crítico y nefasto lo que se vive actualmente en la Colombia justa, en la Colombia mediocre, donde para controlar una crisis, abren paso...