Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2020

Una princesa de verdad

Tal vez lo nuestro nace de momento, sin previo aviso a tan bonitos sentimientos...No lo creí realidad y menos estando conociéndonos. Ver tu sonrisa en fotos era mi regalo perfecto, donde te sentía tan cerca aun sabiendo la distancia tan absurda que existía, vivíamos muy cerca, solo era cuestión de ponernos de acuerdo para vernos.  Deseo que esto sea real, fuera de contexto..., Deseo robarte un beso, con la sutileza del momento, bajo una lluvia de estrellas y que nuestras miradas se congelen impregnadas en el fijamiento de nuestro ojos dispuestos a conservar por siempre este gran momento... 
Guardaré por siempre, en el compartimiento más valioso que tiene mi pecho, la emoción que me causas al decirme cuan feliz te sientes de estarnos conociendo.




Era su paño de lágrimas

Tardes felices, tardes coloridas tan armadas, tan perfectas... Salir del Colegio con el propósito de vernos, aun pasando casia seis horas completas con ella, quería que por continuidad la tarde no me negara ni un segundo de su cálido amor, ternura, regaños, amor... Mejor dicho, era todo perfecto, hasta que utilizo de pretexto, esto no tiene más que tardes de repetidera, esto ya me esta aburriendo...

Ojala hubiera sido así
... simplemente se fue, sin decir adiós, odiandome, arrepindiendose de haber sido yo el dueño de cada segundo de esos cinco años, el  Dueño de cada lagrima, que, unas veces siendo de felicidad, también eran  de mal genio y deshonestidad.

Ojalá me Recuerde, porque, aunque ya haya pasado el tiempo, de mis noches ella sigue siendo quien en mi causa trasnochadera y sufrimiento...


Es como es

La sigo Pensando, como solía hacerlo para planear futuros grandes momentos que con ella quería vivir...

La sigo pensando, sigo sintiendo su aroma; cuando viajo, cuando me muevo.

La veo de cerca, la veo a lo lejos, aún guardo en mi billetera aquella foto que me dio y me dijo que conservará cuando estuviéramos lejos, así como también le di una mía que no se si la habrá roto o aún la abraza como también me lo decía...

La siento en todas partes, como se siente el aire, la Siento tan serca de mi, añorando simplemente que me abrace, que me perdone, que vuelva ser conmigo, solamente conmigo, lo que ahora es con el tipo que dice ella querer...

Y, la quiero, como el verano quiere la lluvia, como quiere un enamorado a su bella y hermosa niña. Y, la quiero, como no quererla si quererla es lo que más yo deseo...