domingo, 3 de noviembre de 2019

su luz, mi luz

Estábamos caminando como si nada, viendo como el pasar del tiempo se adueñaba de nuestras acciones. Solo la tome de la mano, la abrace..., tristemente lloraba. Sin saber el por que de sus lagrimas, lo único que pude hacer es decirle que jamás me iría del lugar de ella, de su lado, de su tiempo, de su vida..., la respuesta de ella ahora fue la que a mi me hizo llorar;  yéndose como si alguien la estuviera persiguiendo, de mi sin respuesta dejo mi pensamiento. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Este soy yo...

Desde mi perspectiva; soy una persona critica, juzgo a veces por naturalidad, quizás me ría en alguna ocasión por el sufrimiento de los ...