viernes, 8 de noviembre de 2019

Que no se pierda la costumbre

Llegue a su casa, su puerta estaba abierta, entre muy despacio, la cerré, estaba ella en su habitación, envuelta en una toalla, casi que desnuda... Me miró muy cariñosamente y me sonrió, solo le dije que me hacía falta verla, ya la extrañaba. Le quite lo que le estorbaba, lentamente le acariaba su cintura, ella estaba ya respirando muy fuerte, se sentía bien. Iba subiendo muy lentamente mi mano, ella agarro mi mano y la postró en sus senos, sentí un poco de nervios, pero, ella estaba cómoda..., le acaricié el Cuerpo, mientras le decía cuán enamorado de ella estaba, yo sabía que en el cuello hablarle le exitaba.
Me tiro a su cama, simplemente la tome de la cintura, la acomode en la cama, de rodillas ante ella, muy lentamente su rostro acariciaba, yo aún no quería hacer  el amor, quería hoy, quería que hoy el Amor se hiciera de otra manera... Ella, ella no se podía controlar, sentía deceo, mis manos temblaban cuando por sus brazos muy lentamente pasaba...

La acosté en la  cama, su cabello le tapó un poco el pecho, le aleje el cabello de allí muy lentamente, la miraba a los ojos, se retorcía cuando muy despacio mi mano en su espalda la acariciaba... ¿Que haces? Te estoy haciendo el amor, pero, yo no quiero que me mires... Ya su  perversión se estaba adueñado..., era lo que yo quería, sentirla demasiado incontrolable, que no fuera capaz de sostener lo que dijera, la miel de ella ya estaba saliendo... Solo quería llegar a tiempo, no quise aburrirla, me deje quitar la camisa, sus manos ahora mi pecho consentian, le apreté las manos muy tiernamente, le bese las manos, se las mordí, su mirada cada vez era más y más deseosa. Me deje quitar el Pantalón, su mirada me decía mucho, yo solo quería que el tiempo siguiera haciendo de las suyas... Al ya estar completamente desnudos, senti que cambió por completo su pensamiento... Ya era otra mujer, se sujeto el  Cabello, me abrazo muy fuertemente, senti que una gota se caía por mi espalda, rápidamente la solté de mis brazos, la Mire, comprendí que ya estábamos en un mismo cuerpo, ella me dijo, con su voz entre cortada, te amaré por que el amor no siempre se hace así, el amor se hace de muchas maneras... Nos pusimos a llorar, su piel estaba erizada... Le sople muy lentamente el cuello, esta acción no permitió control, me arrojó a la cama y pasó lo que tenía que pasar... Al Terminar, quedamos dormidos, supe que ella se alejo de mi por un instante, me desperté, estaba ella en frente de mi con mi camisa, abrazándola, diciéndome que quería que lo nuestro jamás tuviera final, no supe a que se refería, pues yo mi alma ya se la había dado a ella...


Ya van mas de 20 años de relación, hoy le conté esta misma historia, hubieron nuevamente risas y lagrimas... Lo bonito no es lo que se hace y ya, lo bonito está en saber recordar en el perfecto momento... Y fue así como comprendí que mi vida la quiero seguir teniendo así y junto a ti...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Le dimos el país a los políticos menos austeros…

Es crítico y nefasto lo que se vive actualmente en la Colombia justa, en la Colombia mediocre, donde para controlar una crisis, abren paso...