jueves, 7 de noviembre de 2019

Crees tenerlo todo...

No es lo que realmente te imaginas
La escuche un día decirle a una amiga, esto no está funcionando, él solo es un pasatiempo…
Me sentí destruido. Hice el experimento de no ir una semana a buscarla a su casa, a veces hasta ignora sus mensajes, ya no le respondía con cariño, o, largas frases en las que iba incluido mucho amor y comprensión, ya solo era una palabra máxima tres. Ya ni me importaba si me escribía o si tal vez los mensajes los leía...,
Esa frase que una vez a una amiga le dijo, cambio por completo mi historia... de repente, ella ya notaba mucho mi cambio, se me hizo raro un día, al atardecer, ver que una persona me iba siguiendo en una moto, era una mujer…, Ya hasta se me había olvidado que tenía en que trasportarse. Con ganas de todo, hasta de llorar, venia hacia mi como adolorida, yo ya llevaba más de una semana practicando que decirle, si tal vez la hiera o, simplemente jugaría también con los sentimientos de ella.
No me sentía capaz de hacerle algo igual. Desde el día que me fue a buscar, solo se sentó en un andén, me llamo con una voz que jamás le había sentido, que jamás le había escuchado; era una voz tierna, de delicado cariño, una voz con necesidad de ser escuchada…, de sus labios unas frases que me rompieron el corazón salieron; porque no me escribiste, que feo es estar sin ti, estar sin la personas que me escucha, a pesar de mis torpezas es quien corrige mis malos momentos y mis errores.., no me sentía culpable pero, al intentar hablarle, un en dedo en mis labios puso y me dijo; lo siento si tal vez te dijeron o escuchaste que te tenia de pasatiempo, no me siento capaz de seguir sin quien me motive.
…Trate de creerle, pero, desafortunadamente su teléfono de en medio de los dos estaba, un fulano le había enviado un mensaje con una frase que me quito la tristeza…, te estoy esperando en el lugar de siempre, con ganas de hacerte lo que él no te puede hacer.
Me aleje de ella y comprendí que, a una mujer, con días de distancia, que se sienta sola y te venga a buscar, es una mujer que simplemente quiere jugar a hacerse la inocente.
En su moto se montó, me persiguió, con la tonta frase; no es lo que te imaginas…, yo no sé cómo se lo dije, pero, mi respuesta fue; que quieres que me imagine si ya hasta lo tienes agregado como amor, a mí me tenías agregado como Daniel, y eso que llevábamos conmigo más de tres años… ahí fue donde termino algo que se creía perfecto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario